Tercera jornada de la fase regular de la Liga Iberdrola de GAF: la crónica

🖼 Fotografía de Javier Collados.

Sonrisas y lágrimas en El Cabanyal

El club Xelska, de Mallorca, gana en Valencia la tercera jornada de la Liga Iberdrola de gimnasia artística femenina y termina en primera posición la fase regular. Egiba, L’Hospitalet y Salt lo acompañarán en la final a cuatro por el título de Liga, repitiendo así la del año pasado. La Salle Gràcia A asciende directamente a Primera División y L’Hospitalet B a Segunda. El CN Granollers desciende a Segunda y el Pozuelo a Tercera.

Más de un millar de personas acudieron el sábado 27 de abril al Polideportivo de El Cabanyal en Valencia a lo largo de todo el día para presenciar las tres competiciones de la tercera y última jornada de la fase regular de la Liga Iberdrola de GAF. Varios equipos y gimnastas obtuvieron sus mejores notas de toda la temporada. El club Xelska repitió el triunfo de la jornada anterior en Mallorca y termina la fase en primera posición de la Primera División como el año pasado. Su gimnasta Cintia Rodríguez realizó su mejor competición del año y se subió por tercera vez esta temporada de Liga a lo más alto del podio en la clasificación general con la nota más alta de una española desde el inicio de 2018: 52,467 puntos, seguida de la sénior de primer año Alba Petisco (Les Moreres) con 51,734. Tercera fue Laura Bechdejú (Salt) con 50,600. Las tres participaron recientemente en el Campeonato de Europa en Szczecin, Polonia. La mejor de las gimnastas en edad júnior FIG —nacidas en 2004 o 2005— en la general fue Clara Navarro (Terrassa), que tuvo fallos en barra de equilibrios pero realizó grandes acrobacias en suelo y quedó undécima con 46,866 puntos.

Puntuación total de cada equipo: suma de las cuatro mejores notas de las gimnastas en cada aparato (salto, barras paralelas asimétricas, barra de equilibrios y suelo).
Puntos de liga: se atribuyen a cada equipo al final de cada jornada de la fase regular basándose en su clasificación a partir de la suma de notas. El equipo mejor clasificado en cada división consigue 15 puntos, para el segundo son 12, 10 para el tercero, 8 para el cuarto, 6 para el quinto, 4 para el sexto, 2 para el séptimo y 1 para el octavo.

Nota de cada gimnasta al finalizar un ejercicio: nota D (dificultad) + nota E (ejecución).
Nota D: se obtiene de los elementos y conexiones que realiza la gimnasta según los valores que les atribuye el Código de Puntuación de la FIG.
Nota E: su máximo es de 10 puntos y a partir de ahí se aplican deducciones según lo que en el Código se tipifica como fallos.

Tercera División

El Cabanyal abrió sus puertas el sábado con varios cientos de personas que madrugaron para presenciar cómo los equipos valencianos lograban la gesta de subir varios puestos en la tabla de Tercera División. El Gym-Val, club organizador, logró colarse en la promoción de ascenso a Segunda División al ganar la jornada en casa. No menos heroico resultó el logro de La Plana, el equipo de Castelló, que no solo logró quitarse el sambenito de farolillo rojo sino que además terminó por librarse completamente de la promoción por la permanencia en la Liga, que finalmente jugarán La Salle Gràcia B —a pesar de la ayuda de la exgimnasta del equipo nacional Andrea Matillas— y Las Rozas —que no pudo contar con la ayuda de la componente del equipo nacional Inés Paterna como en la primera jornada en Salt (Girona).

Irene Ventura (La Plana). Foto: Javier Collados.

L’Hospitalet B no realizó la buena actuación de otras veces y terminó cuarto en la jornada, pero aun así mantuvo el primer puesto en la clasificación de la fase regular con 38 puntos de liga y consiguió de ese modo el ascenso directo a Segunda División.

Los equipos baleares de Tercera contaban con colaboración extranjera: por el Palma compitió una jornada más la olímpica francesa Oréanne Lechenault, y con el Grech participó otra vez la belga Dorien Motten, pero solamente el Palma acompañará al Gym-Val en la promoción de ascenso.

En la clasificación general de Tercera, Aina Puig (2005), del Gimnàstic Barcelona, consiguió la medalla de oro por segunda jornada consecutiva con una nota total de 45,633 puntos. Sus actuaciones en salto y asimétricas, con fallos, se compensaron con buenos ejercicios en barra de equilibrios —donde tiene una nota de dificultad de 5,1, de las más altas en este aparato en España— y suelo, lo que la mantiene como una de las gimnastas júnior más competitivas de la temporada. También subieron al podio Carla Cerezo (Gym-Val) y María Alcover (La Salle Gràcia B), ambas nacidas en 2006.

Segunda División

Con la digestión apenas iniciada para algunos y obligando a otros a ayunar, hacia las 14:40 arrancó la siguiente competición. Había bastante expectación por ver de nuevo a Thais Escolar (Osona) —mundialista en 2006— y también a Ana Pérez (Club Sur) —la gimnasta española que mejores notas ha obtenido desde que se inició el ciclo olímpico pero a la que no veíamos competir desde el Mundial de Doha en octubre del año pasado.

El equipo principal de La Salle Gràcia confirmó su dominio en Segunda y ganó una jornada más, sumando así el máximo número de puntos de liga posible en la fase regular: 45, y consiguiendo el ascenso directo a Primera División. Además, las cuatro primeras gimnastas de la clasificación general individual en Segunda División son de este equipo. Fue a Ona Duart a quien le correspondió la primera posición con 45,366 puntos, aunque en la entrega de medallas hubo algo de confusión; su compañera Carlota Martí (2005) quedó segunda y la joven talento Lucía Gómez (2006), tercera.

En el lado opuesto al dominio de La Salle Gràcia se produjo el prácticamente anunciado descenso del CGA Pozuelo a Tercera División terminando una vez más en última posición. Cuenta con un equipo talentoso, pero muy joven —la gimnasta de más edad nació en 2005— y totalmente renovado respecto a la temporada pasada. De su preparación se encarga el exgimnasta internacional con España Arkaitz García y seguramente vivirán alegrías la próxima temporada. En Valencia tuvieron algunas actuaciones memorables, como las de Vega Chichón —nieta de Ramón García, entrenador del equipo nacional de femenina en los años 70— en suelo y asimétricas.

Volviendo a la parte alta de la tabla, el Salt B terminó en tercera posición la jornada y en segunda posición la fase regular, pero al pertenecer a un club con otro equipo en Primera División, no puede ascender, por lo que el derecho a participar en la promoción de ascenso se salta un puesto. Ya parecía casi seguro que el Osona terminaría promocionando, pero para disipar dudas, acabó en segunda posición la jornada de Valencia. Contó con la ayuda de Valentina Giommarini, de Italia, que realizó un yurchenco con pirueta y media en salto que sumó 13,667 puntos. También realizó un gran ejercicio de suelo, aunque donde dio espectáculo la italiana fue en las barras paralelas asimétricas a costa de un fallo: llegaba corta a un elemento y se quedó en posición de stalder sobre la banda, pero enseguida empezó a luchar la remontada a vertical olímpica invirtiendo en ella la preparación física de media vida y jaleada por el público. La consiguió, y a pesar de que la penalización es importante por este tipo de fallos, todo el pabellón le reconoció el esfuerzo.

También dio espectáculo en asimétricas Thais Escolar con sus dos sueltas —tkachev y gienger— y bastante limpieza en la ejecución, pero falló un giro completo en la vertical —al igual que en jornadas anteriores— y también tuvo que bajarse tras una transición pak por problemas con los callos de las manos —es de las pocas gimnastas que todavía trabaja sin calleras. Compensó a su equipo bordando la barra de equilibrios y consiguiendo un 12,200 a pesar de tener una salida simple.

No obstante, el verdadero suspense en Segunda División estaba en el medio de la tabla. Tres equipos de variada procedencia se encontraban empatados a 12 puntos de liga y con probabilidades tanto de promocionar por el ascenso como por la permanencia: eran el Tempo de Coruña, el Real Grupo de Cultura Covadonga de Gijón y el Vilassar de Mar. Finalmente será este último quien acompañe al Osona en la promoción de ascenso a Primera y el RGCC tendrá que luchar por la permanencia en la fase final, que a falta de confirmación, según varios clubes podría celebrarse en Gijón. [A mediados de mayo se confirmó que sería en Vic.]

Laia Rabassa (Vilassar de Mar). Foto: Javier Collados.

El club gallego Tempo, con sus cuidadas coreografías en suelo y a pesar de alguna baja importante e inconvenientes previos a la competición, logró la peculiar hazaña de terminar la fase regular en un puesto que le permite mantenerse en Segunda División sin tener que jugarse ascensos o descensos. Su gimnasta Rocío Amor se quedó a pocas décimas del podio de la clasificación general individual con 44,367 puntos.

El Club Sur realizó un gran esfuerzo y logró contar con las valiosísimas notas de Ana Pérez en los aparatos donde suele resultar más complicado obtener puntuación alta: paralelas asimétricas —donde con un gran ejercicio consiguió 13,233— y barra de equilibrios —12,200 con algunos desequilibrios y una salida de doble agrupado con la recepción algo justa. El equipo terminó sexto en esta tercera jornada, pero no fue suficiente para escapar de la promoción por la permanencia.

Primera División

La jornada se cerró en Valencia por la tarde con la competición de Primera División, que fue la que contó con más público, ruido y pancartas en las gradas.


Había también expectación por ver a otras integrantes del equipo nacional que regresaban tras lesión: Nora Fernández con el Salt y Paula Raya —que la temporada anterior había competido con el Coslada— por Les Moreres.

En la clasificación final no hubo grandes sorpresas y, como se esperaba, Xelska y Egiba confirmaron su pase a la final a cuatro. El equipo de Mallorca quedó por delante y consiguió ser el primero tras la fase regular.

El club Egiba de Manresa no subió gimnastas al podio en en la clasificación general —la sénior de primer año Lorena Medina quedó cuarta con 49,700— pero realizó una gran labor en equipo. El año pasado les funcionó la estrategia de no ser el mejor de la fase regular y después ganar la Liga en la fase final en casa. Todavía no pueden contar con Andrea Carmona por lesión, pero tienen gimnastas que podían cumplir con creces la tarea de meter al equipo en la final a no mucha distancia del principal rival y eso hicieron, consiguiendo su nota final más alta de la temporada y quedando a dos puntos del Xelska.

Finalmente, las saltadoras del Egiba Carla Font y Mar Palliso no arriesgaron y no les metieron más medios giros a los yurchencos que habían presentado en otras ocasiones, así que se quedaron con sus respectivos yurchenco con pirueta y yurchenco con pirueta y media. Este último fue algo corto y Mar Palliso tuvo que agrupar mucho el cuerpo para completarlo, pero incluso así sirvió para sumar un valioso 13,533.

El Egiba acudió a Valencia esta vez con la olímpica chilena Simona Castro como fichaje extranjero, y ayudó bastante en salto y barra de equilibrios. Dentro del equipo cabe destacar también la aportación en esta jornada de Berta Monteagudo —júnior que ha regresado recientemente de una grave lesión en una pierna— en asimétricas y suelo, y de la jovencísima Laia Font (2007) con grandes ejercicios en barra de equilibrios y en suelo, que realiza al son de la parte más festiva del “Ball de l’Àliga” de la Patum de Berga.

En el Xelska, Cintia Rodríguez llevó a su equipo hacia el triunfo final con su mejor actuación de la temporada: solamente escatimó en dificultad en salto, donde realizó un “simple” yurchenco en plancha pero con ejecución impecable. Bordó sus ejercicios de asimétricas —el de mayor valor de dificultad de una española en estos momentos y que hasta ahora no había conseguido realizar completo en la Liga Iberdrola— y de barra de equilibrios. En ambos consiguió las notas más altas de esta temporada de la Liga en estos aparatos: 13,367 y 13,267 respectivamente. También encandiló una vez más a todos con su ejercicio de suelo al ritmo de una versión instrumental de la canción “Perfect”, de Ed Sheeran —que por cierto emitían en el pabellón cada vez que había un cambio de rotación— y que le dio un 12,933: su nota más alta en suelo desde mediados de 2017.

Cintia Rodríguez (Xelska). Foto: Javier Collados.

Es destacable también por el Xelska el 13,000 que consiguió en paralelas asimétricas la finalista mundial en este aparato en 2014 Lisa Katharina Hill, de Alemania, y la labor de la sénior de primer año Maia Llácer, que obtuvo sus mejores notas de la temporada en salto y suelto y presentó un ejercicio de asimétricas que todavía necesita algo de rodaje pero que resulta muy prometedor. Incluye como transiciones un shaposhnikova (el original), un maloney y un ezhova, de suelta un ray. Salida doble en carpa pero quizás con idea de doble en plancha algún día.

El doblete de triunfos del Xelska tanto por equipos como con Cintia Rodríguez se vio algo empañado por una luxación de hombro de la israelí Ofir Netzer durante una de las últimas actuaciones de suelo de la jornada. La lesión no tiene consecuencias graves pero en el momento no pudo terminar el ejercicio ni subir al podio, aunque había ayudado con un 13,200 por su paloma a mortal con pirueta agrupada en salto, su especialidad.

Les Moreres también acabó con sensación agridulce, pues la buena puntuación de Alba Petisco y la ayuda de la letona Elina Vihrova no fueron suficientes para compensar algunos fallos importantes y bajas como la de Carlota Rodríguez-Fischer. Terminaron en sexta posición la jornada, lo que hacía que se esfumase la posibilidad de estar en la gran final luchando por el título, pero acabar a las puertas es un gran logro para un equipo que el año pasado militaba en Segunda División. Paula Raya regresaba a la competición con ellos tras estar recuperándose de una lesión, pero tuvo varias caídas en asimétricas, el único aparato en el que se presentaba, aunque lo había calentado bien. Les Moreres contaba también con una gimnasta del club que llevaba cuatro años sin competir: Irina Muñiz, que realizó la suelta tkachev más alta que se ha visto últimamente en España.

Irina Muñiz (Les Moreres). Foto: Javier Collados.

Quien sí logró entrar en la final una temporada más fue el primer equipo del club Salt. Por desgracia no podían disponer de la júnior Aida Valencia por lesión, pero las componentes del equipo nacional Laura Bechdejú y Nora Fernández aportaron puntuaciones altas en varios aparatos. Nora Fernández también salió en suelo, aparato en cuya alineación entró en último momento para sustituir a Marina González. Destaca también el 12,000 de Sara Coll en barra de equilibrios.

Y el otro equipo que estará en la final será L’Hospitalet, que en Valencia presentó un gran trabajo de sus gimnastas más experimentadas: Violeta Sánchez, Alba Asencio, Ainhoa Gregorio y Claudia Tomeo —otra gimnasta a la que la Liga Iberdrola ha ayudado a demostrar lo que vale. A pesar de algunos fallos que no dan cuenta de la calidad del equipo, consiguieron sellar en Valencia su pase a la fase final.

En la parte baja de la tabla Los Cantos Alcorcón, Terrassa y el Club Natació Granollers luchaban por evitar el descenso directo. La mundialista italiana Irene Lanza no pudo impedir que esa mala suerte recayera sobre el Granollers, que además el día de los entrenamientos en podio sufrió el infortunio de una lesión en el tobillo de una de sus bazas: la júnior Berta Pujadas, quien finalmente solo pudo ayudar en paralelas asimétricas.

Berta Pujadas (Granollers). Foto: Javier Collados.

Los Cantos Alcorcón contaba con la ayuda de una de las gimnastas “retornadas” gracias a la Liga: la mundialista Roxana Popa, que sumó un gran 12,867 en asimétricas —sobre todo teniendo en cuenta que realiza una salida simple— y también ayudó en barra. Las gimnastas del equipo nacional Helena Bonilla y Emma Fernández consiguieron notas cercanas a 13 en varios aparatos, por lo que el equipo consiguió desterrar de lleno el fantasma del descenso, aunque tendrá que jugar la promoción por la permanencia.

También tendrá que pelear por la permanencia el Terrassa, que tenía a Claudia Villalba de baja por lesión. Los esfuerzos de Clara Navarro —que incluyó en suelo un mukhina (pirueta-mortal o full-in) y una triple pirueta— y también de la excomponente del equipo nacional Laura Gamell y del resto de sus compañeras no resultaron suficientes para evitar terminar en última posición la jornada, aunque sí para evitar el descenso directo.

Con la entrega de trofeos de la Primera División concluyó esta intensa jornada que en otras circunstancias se habría espaciado a lo largo de dos días, pero que en Valencia se concentró en uno solo a causa de las elecciones generales del 28A. El equipo ganador de la Liga Iberdrola esta temporada, así como el reparto final de equipos entre las tres divisiones para la próxima, se conocerá una vez terminada la fase final el fin de semana del 15 y 16 de junio. Será probablemente en Gijón, aunque la sede está pendiente de confirmarse. [A mediados de mayo se confirmó que sería en Vic, Barcelona.]

Tabla de puntuación finalizada la fase regular

Primera Segunda Tercera
Xelska (BAL) 42 puntos 🔢 La Salle Gràcia A (CAT) 45 puntos ⬆ L’Hospitalet B (CAT) 38 puntos ⬆
Egiba (CAT) 39 puntos 🔢 Salt B (CAT) 34 puntos Palma (BAL) 36 puntos 🔃
L’Hospitalet (CAT) 26 puntos 🔢 Osona (CAT) 32 puntos 🔃 Gym-Val (CVA) 27 puntos 🔃
Salt A (CAT) 24 puntos 🔢 Vilassar de Mar (CAT) 20 puntos 🔃 Grech (BAL) 26 puntos
Les Moreres (CAT) 20 puntos Tempo (GAL) 18 puntos Gimnàstic Barcelona (CAT) 20 puntos
Los Cantos Alcorcón (MAD) 11 puntos 🔃 RGCC (AST) 14 puntos 🔃 La Plana (CVA) 10 puntos (481,499*)
CG Terrassa (CAT) 7 puntos 🔃 Club Sur (AND) 8 puntos 🔃 Las Rozas (MAD) 10 puntos (463,035*) 🔃
CN Granollers (CAT) 5 puntos ⬇ Pozuelo (MAD) 3 puntos ⬇ La Salle Gràcia B (CAT) 7 puntos 🔃

* El desempate se realiza con la suma de notas.

 

Gimnastas con mejores notas totales en Valencia

Primera Segunda Tercera
Cintia Rodríguez (Xelska, BAL) 52,467 Ona Duart (La Salle Gràcia A, CAT) 45,366 Aina Puig (Gimnàstic Barcelona, CAT) 45,633
Alba Petisco (Les Moreres, CAT) 51,734 Carlota Martí (La Salle Gràcia A, CAT) 44,633 Carla Cerezo (Gym-Val, CVA) 43,567
Laura Bechdejú (Salt, CAT) 50,500 Lucía Gómez (La Salle Gràcia A, CAT) 44,567 María Alcover (La Salle Gràcia B, CAT) 43,199
Lorena Medina (Egiba, CAT) 49,700 Claudia Ayora (La Salle Gràcia A, CAT) 44,367 Lucía Blanco (L’Hospitalet B, CAT) 42,767
Violeta Sánchez (L’Hospitalet, CAT) 48,066 Rocío Amor (Tempo, GAL) 44,367 Sara Pinilla (La Plana, CVA) 42,233
Alba Asencio (L’Hospitalet, CAT) 47,733 Alexia Sentias (Vilassar de Mar, CAT) 44,200 Irene Ros (Gym-Val, CVA) 42,101
Ainhoa Gregorio (L’Hospitalet, CAT) 47,633 Laia Masferrer (Salt B, CAT) 42,834 Gabriela Georgieva (Grech, BAL) 42,000
Carla Font (Egiba, CAT) 47,601 Laia Rabassa (Vilassar de Mar, CAT) 42,366 Alejandra López (Palma, BAL) 41,433

 

Información esencial

 

Última jornada de la fase regular de la Liga Iberdrola de GAF 2019: la previa

🖼 Imagen tomada de la página de la RFEG.

Jornada de reflexión decisiva en Valencia para la gimnasia artística femenina

El sábado se celebra en El Cabanyal la tercera y última jornada de la fase regular de la Liga Iberdrola de clubes de GAF

El 27 de abril no solo es el día de reflexión para decidir el voto en las elecciones generales del domingo, también es el día en el que se decide qué equipos de la Liga Iberdrola de gimnasia artística femenina ascienden y descienden directamente y cuáles jugarán las promociones y la gran final a cuatro.

La jornada será intensa para los 24 clubes de las tres divisiones: arrancará a las 9:40 de la mañana y lo que habitualmente se lleva a cabo en dos días se comprimirá en uno solo, precisamente a causa de las elecciones del domingo. La primera competición será la de los ocho equipos de Tercera División, donde se encuentra el equipo anfitrión: el Gym-Val, y también el otro equipo de la Comunidad Valenciana: el Club Gimnàstic La Plana, de Castelló.

A partir de las 14:40 se desarrollará la competición de la Segunda División, la que tiene más variedad en la procedencia de los clubes y mayor número de equipos empatados a puntos. El Real Club de Cultura Covadonga, el Tempo y el Vilassar de Mar tienen cada uno 12 puntos de liga, y los tres lucharán por conseguir un puesto para la promoción de ascenso.

La guinda la pondrá a partir de las 18 horas la competición de Primera División, donde el Egiba de Manresa y el Xelska de Mallorca —ambos empatados a 27 puntos actualmente— buscarán alzarse con el título oficioso de campeones de la fase regular, algo que consiguió el Xelska el año pasado pero que no le sirvió para lograr el título oficial en la fase final, que terminó llevándose el Egiba en su feudo.

Equipos aspirantes a la gran final a cuatro

Salvo debacle de última hora, Egiba y Xelska parecen tener un puesto fijo en la final a cuatro cuyo ganador se proclama campeón de la Liga, pero deben pasar antes el trámite de Valencia. Los otros dos puestos no están del todo asegurados, aunque es muy probable que L’Hospitalet —que acude a Valencia con 18 puntos de liga— también esté en la final otra temporada más. El equipo de Salt (14 puntos) tiene la experiencia de haber estado en esa final el año pasado y aspira a repetirla, pero el recién ascendido Les Moreres (16 puntos) también busca un lugar en ella.

La lucha por la permanencia y el ascenso

Sin duda habrá que esperar a la fase final para presenciar una jornada cargada de emociones, pero Valencia será testigo de las primeras hazañas de esta temporada y, por desgracia también, de los primeros grandes dramas: hablamos de los ascensos y descensos directos. Tras esta tercera jornada, el mejor equipo de la Segunda División y el mejor equipo de Tercera ascenderán a la división inmediatamente superior a la suya y participarán en ella la próxima temporada (a no ser que el mismo club tenga otro equipo en la categoría, en cuyo paso el privilegio pasa al siguiente equipo clasificado). El equipo con la puntuación más baja de la Primera División y el que se encuentre en la misma situación en Segunda descenderán directamente.

Los cuatro mejores equipos de Primera División tras la jornada de Valencia se jugarán el título de Liga en la fase final del fin de semana del 15 y 16 de junio en una sede que todavía no se ha anunciado. También ese fin de semana se celebrarán las promociones de ascenso, permanencia e incorporación a la Liga.

El segundo y tercer equipo de Segunda división se jugarán la promoción de ascenso a Primera con el sexto y el séptimo de Primera División, que buscarán mantenerse en la categoría. Por su parte, la promoción de ascenso a Segunda División se la jugarán el segundo y tercero de la Tercera División con el sexto y séptimo de Segunda.

Los dos equipos clasificados en los últimos lugares de Tercera división (séptimo y octavo puesto) se jugarán sus plazas con los equipos que aspiren a entrar en la Liga.

Para entender las puntuaciones de la Liga Iberdrola conviene tener clara la diferencia entre los puntos que consigue cada equipo sumando las notas de los ejercicios de cada gimnasta y los puntos de liga que obtiene cada equipo al final de cada jornada de la fase regular basándose en su clasificación a partir de la suma de notas. El equipo mejor clasificado en cada división consigue 15 puntos, para el segundo son 12, 10 para el tercero, 8 para el cuarto, 6 para el quinto, 4 para el sexto, 2 para el séptimo y 1 para el octavo.

La nota que consigue cada gimnasta tras realizar un ejercicio es el resultado de sumar su nota de dificultad (que se obtiene de los elementos y conexiones que realiza la gimnasta según los valores que les atribuye el Código de Puntuación de la FIG) a la nota de ejecución, cuyo máximo es de 10 puntos y sobre los que se aplican deducciones según lo que en el Código se tipifica como fallos. De este modo, tal y como está en estos momentos el nivel medio de la Liga Iberdrola, en principio puede decirse que superar los 13,200 puntos en salto y rondar el 13 en el resto de aparatos son muy buenas notas. También alcanzar o superar los 49 puntos en total si se realizan ejercicios en los cuatro aparatos de GAF: salto, asimétricas, barra de equilibrios y suelo.

En quiénes nos podemos fijar en Valencia

La Liga Iberdrola se centra en el trabajo en equipo, pero hay gimnastas que destacan por su trabajo en algún aparato en concreto o por su capacidad de sumar muchos puntos de nota en el total de los cuatro aparatos. La gimnasta que mejores notas totales obtuvo en cada una de las jornadas anteriores de esta temporada fue Cintia Rodríguez (Xelska), que superó los 50 puntos en ambas. También llegó a superar los 50 puntos Laura Bechdejú (Salt A) en la segunda jornada, en Mallorca, y pueden acercarse a esa cifra Alba Petisco (Les Moreres) y Lorena Medina (Egiba). Las tres primeras participaron hace dos semanas en el Campeonato de Europa que se celebró en Szczecin, Polonia, y Medina también ha representado en varias ocasiones a España en competiciones internacionales.


De todos modos, la española que de momento ha obtenido las notas más altas con el código de puntuación 2017-2020 sigue siendo la olímpica en Río Ana Pérez. Una lesión en la muñeca izquierda a principios de 2018 y una operación en la otra a finales de año frenaron su trayectoria, pero la andaluza regresa de nuevo en la tercera jornada de la Liga para ayudar a su equipo —el Club Sur— a intentar esquivar el descenso directo a Tercera División.

Otras gimnastas del equipo nacional que regresan a la competición en Valencia tras estar recuperándose por lesión son Nora Fernández —que competirá por su club, el Salt— y Paula Raya, que año pasado representó al Coslada —ahora retirado de la Liga —y este año ha fichado por Les Moreres.

Quien todavía no se ha recuperado de un esguince en la rodilla sufrido hace unas semanas es la también componente del equipo nacional Andrea Carmona, del club Egiba, pero otras gimnastas de su equipo llevan un tiempo mostrando una muy buena evolución. Concretamente en salto, Carla Font y Mar Palliso —que con su yurchenco con pirueta y media de la primera jornada en Salt consiguió la nota más alta de una española en lo que llevamos de año: 14 puntos— planean presentar en Valencia saltos más difíciles de los que habían realizado hasta ahora. Según fuentes del club Egiba, Carla Font puede presentar un yurchenco con pirueta y media, y Mar Palliso un yurchenco con doble pirueta: dos saltos que tienen más nota de partida que la mayoría que se presentan en la Liga, con lo que aumentarían considerablemente las notas del equipo de estar bien realizados y compensarían los puntos valiosos que el Egiba deja de sumar por la baja de Carmona.

Otra gimnasta del equipo nacional, Helena Bonilla, puede ayudar a Los Cantos Alcorcón a alejarse lo máximo posible de la zona de descenso directo a Segunda División. Si repite el ejercicio de asimétricas que realizó hace unos días en el Campeonato de Europa, podría obtener una nota cercana a los 13 puntos, que serían muy bien recibidos por su equipo en la Liga.

Por su parte, L’Hospitalet, uno de los aspirantes a la final a cuatro, también cuenta en sus filas con gimnastas con experiencia internacional que pueden aportar muchos puntos si no tienen fallos graves, como Violeta Sánchez, Alba Asencio y las veteranas Claudia Tomeo y Ainhoa Gregorio.

Grandes retornos

Todos los equipos cuentan en sus filas con gimnastas de calidad, entre ellas, gimnastas de todos los niveles que se habían retirado y a las que la Liga Iberdrola les ha dado la oportunidad de volver a competir en el deporte que les apasiona. Esta temporada han regresado a la competición gracias a la Liga gimnastas que representaron a España en competiciones internacionales importantes hace unos años, como las mundialistas Roxana Popa (Los Cantos Alcorcón) y Thais Escolar (Osona). También ha regresado recientemente Laura Gamell, gimnasta del club Terrassa que participó en los Campeonatos de Europa y los Campeonatos del Mundo de 2014 formando equipo precisamente con otras gimnastas ya mencionadas inscritas para esta jornada de la Liga: Roxana Popa, Cintia Rodríguez y Ana Pérez.

Equipo de España en los Campeonatos de Europa de GAF 2014.
Detrás, entre los entrenadores: Laura Gamell. Delante: Cintia Rodríguez, Roxana Popa, Ana Pérez y Claudia Colom.

Gimnastas júnior

La edad mínima de participación en esta Liga es de 9-10 años (nacidas en 2009), aunque todas las gimnastas son evaluadas por el Código de Puntuación de la Federación Internacional de Gimnasia para la categoría sénior (a partir de 16 años de edad: gimnastas nacidas en 2003 y años anteriores) sin adaptaciones. La edad que establece la FIG para participar en competiciones internacionales júnior de gimnasia artística femenina es de 13-15 años (nacidas en 2004 y 2005), y en la Liga Iberdrola participan unas cuantas gimnastas seleccionables para eventos de esta categoría. Recordemos que este año hay varias competiciones júnior importantes en el circuito internacional: el Festival Olímpico de la Juventud Europea y los primeros Campeonatos del Mundo júnior de gimnasia artística de la historia. Las gimnastas que se encuentran en esa franja de edad pueden aprovechar esta jornada de la Liga no solo para ayudar a sus respectivos equipos a quedar lo mejor posible, sino también para demostrarle a la seleccionadora nacional —Lucía Guisado— que merecen un puesto en los equipos para esos campeonatos.

Las júnior con mejores notas en lo que llevamos de la Liga Iberdrola son Clara Navarro y Claudia Villalba del club Terrassa, Berta Pujadas del Club Natació Granollers, Aina Puig del Club Gimnàstic Barcelona y Aida Valencia del Salt A. Por desgracia, no todas estarán en El Cabanyal. Según informan fuentes cercanas al CAR de Sant Cugat, Claudia Villalba tiene una lesión de muñeca y Aida Valencia de rodilla y no podrán competir.

Otras dos gimnastas muy jóvenes que todavía no han alcanzado la edad mínima para júnior pero que vale la pena seguir son Lucía Gómez (La Salle Gràcia A) y Carla Cerezo (Gym-Val), que juega en casa y es la protagonista del cartel de esta tercera jornada. Ambas nacieron en 2006.

Figuras extranjeras cedidas a la Liga Iberdrola de GAF

En la Liga Iberdrola de GAF pueden participar gimnastas extranjeras, y en esta tercera jornada podremos ver a algunas con amplia experiencia internacional. En Valencia competirán con el Xelska la alemana Lisa Katharina Hill y la israelí Ofir Netzer, que fijó su residencia en Mallorca para entrenarse allí tras el fallecimiento de su entrenador, Boris Kinev. Por el Egiba veremos a la olímpica chilena Simona Castro, y con Les Moreres participará la letona Elina Vihrova, hija y pupila del campeón olímpico de suelo en Sídney 2000, Igors Vihrovs. También en Primera División, la mundialista italiana Irene Lanza intentará ayudar al CN Granollers a salvarse del descenso. En Segunda División, estará de nuevo la también italiana Valentina Giommarini echándole una mano al Osona, y en Tercera tendremos ocasión de ver competir una jornada más a otra olímpica: la francesa Oréane Lechenault, que participa por el club Palma. Otras extranjeras que acuden a la Liga Iberdrola son la italiana Giulia Bencini por el Gimnàstic Barcelona y la belga Dorien Motten —una habitual de las ligas europeas— por el Grech.

Qué esperar en Valencia

Será un día de alta intensidad por la acumulación de competiciones, pero también por lo que hay en juego. Prácticamente ningún equipo está desahuciado o sin nada que perder o ganar. Como veíamos, no están todavía definidos del todo qué cuatro equipos jugarán la final por el título de Liga ni en qué orden terminarán la fase regular. La mayoría del resto de equipos tienen probabilidades bien de ascender, meterse en alguna promoción de ascenso o bien escapar del descenso, y las gimnastas se esmerarán en decantar la balanza a favor de sus clubes. Al estar ya avanzada la temporada, podremos ver probablemente ejercicios más asentados con pocos fallos de ejecución, aunque hay que contar con el factor presión. Quizás también veamos algún elemento nuevo en gimnastas de equipos que no se juegan mucho para así ir probándolos en competición.

Cada una de las tres competiciones puede convertirse en una gran fuente de entretenimiento, de modo que pasarse por El Cabanyal a disfrutar de la gimnasia puede ser un buen plan para llevar de la mejor manera posible la jornada de reflexión. La entrada es gratis.

Tabla de puntuación tras dos jornadas

Primera Segunda Tercera
Xelska (BAL) 27 puntos La Salle Gràcia A (CAT) 30 puntos L’Hospitalet B (CAT) 30 puntos
Egiba (CAT) 27 puntos Salt B (CAT) 24 puntos Palma (BAL) 24 puntos
L’Hospitalet (CAT) 18 puntos Osona (CAT) 20 puntos Grech (BAL) 16 puntos
Les Moreres (CAT) 16 puntos Tempo (GAL) 12 puntos Gimnàstic Barcelona (CAT) 16 puntos
Salt A (CAT) 14 puntos RGCC (AST) 12 puntos Gym-Val (CVA) 12 puntos
CG Terrassa (CAT) 6 puntos Vilassar de Mar (CAT) 12 puntos Las Rozas (MAD) 9 puntos
Los Cantos Alcorcón A (MAD) 5 puntos Club Sur (AND) 4 puntos La Salle Gràcia B (CAT) 5 puntos
CN Granollers (CAT) 3 puntos Pozuelo (MAD) 2 puntos La Plana (CVA) 4 puntos

 

Información esencial